MARCO LEGAL

Pueden identificarse dos fuentes que deben normar el proceso del ciclo de crédito:

1. Las políticas establecidas por la administración, y

2. Las establecidas en disposiciones externas.

La inclusión de lo establecido en esos ordenamientos, permite, en primer término, garantizar la adecuada instrumentación del crédito y, en segundo, que la documentación y cláusulas pactadas, no contravengan los derechos de los deudores, ya que de ser así, los procesos legales de recuperación se extienden y en casos extremos, se anulan las posibilidades de cobro.

El otorgamiento e instrumentación legal de un crédito, se sujeta a disposiciones contenidas en:

Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito,

Ley de Uniones de Crédito,

Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito,

Ley General de Sociedades Mercantiles,

Código de Comercio,

Código Civil Federal,

Código Civil del Estado de Jalisco,

Código de Procedimientos Civiles,

Ley Orgánica Interior (Acta Constitutiva) y

Circulares de la CNBV.

En el caso de las disposiciones contenidas en la Ley de Uniones de Crédito, de las establecidas en circulares de la CNBV, su omisión en el proceso de otorgamiento e instrumentación de crédito puede resultar en sanciones económicas a la Unión de Crédito; en el caso de incumplimiento grave de disposiciones de la LUC, ésta también establece penas corporales a los Administradores de la Organización, a los Operadores del Crédito, y de confirmarse el dolo o falsedad en la información proporcionada para la obtención de los créditos, a los deudores.